Un negro me rompe el coño

Soy una joven adinerada y no estoy acostumbrada a que los hombres me follen como animales así que el día que me dejé convencer por aquel negro musculoso para ir a mi apartamento a follar no sabía lo que me esperaba. Me obligo a chuparle la polla hasta el fondo de la garganta y me puso a cuatro patas para clavarme su enorme rabo con todas sus fuerzas haciendome gemir como una loca creyendo que me iba a romper el coño.