Trio con zorras rubia y morena

Trabajar en hotel en vacaciones no está tan mal porque pagan bastante bien y encima ves chicas ligeras de ropa a todas horas. Hoy además es mi día de suerte porque he tenido que subir a la habitación de dos chicas que me han abierto la puerta en bikini y que estaban tan cachondas que me han obligado a quedarme en su cuarto para follármelas a las dos. La rubia tenía las tetas bien gordas y no veáis que forma de masturbarme y de comerme la polla aunque la morenita no se quedaba atrás con un trasero bien grande y duro. Me lo he pasado de lujo fornicándome a la rubia a cuatro patas mientras su amiguita me decía que me la follara más fuerte y luego dándole su ración de polla a la morenita latina que tenía el coño mojadito porque su amiga se lo había estado chupando.