Sexo con mi joven vecina

Tengo una vecinita que me tiene loco y hoy que se ha quedado sola en casa he ido a hacerle una visita para decirle que me muero por follármela y que me coma el rabo. La jovencita se lo ha tomado muy bien, tanto que me ha dicho que va a dejar que me la folle y que me va a comer la polla como nunca me la han comido pero que no le diga nada a sus padres. Os aseguro que tenerla de rodillas mamandome la polla mientras se masturbaba ha sido lo más, bueno, realmente lo máximo ha sido cuando se ha abierto de piernas para que la penetrara y me la he follado mientras no dejaba de tocarle las tetas que las tiene perfectas. Y sus gemidos mientras jodiamos han sido la mejor banda sonora para el polvo que la he echado.