Sexo con la joven becaria

Tenemos chica nueva en la oficina. Una jovencita becaria con un cuerpo delicioso y algo cerdilla porque cuando nos hemos quedado a solas le he dicho que me apetecía una mamada y ella se ha ofrecido a chuparmela. Como sé que ya hoy no iba a ir nadie al trabajo he dejado que la joven novata me comiera la polla y luego me la he follado allí mismo primero a cuatro patas y luego ella encima de mi moviendo su culito mientras yo le apretaba las tetitas.