Sexo con compañera de piso negra

Cuando me puse a compartir piso soñaba con que todos mis compañeros de alquiler fueran chicas calientes dispuestas a follar conmigo a todas horas pero nunca pensé que aquello si hiciera realidad hasta que llego una negrita al piso que cada vez que me veía en la cocina no hacía más que provocarme para que me la follara encima de la mesa.