Sexo anal a una colegiala rubia

Jovencita colegiala es muy mala estudiante así que está castigada después de clase para que aprenda la lección pero parece que la chica no puede dejar de ser una diablilla y provoca a su profesor subiéndose a su mesa y pidiendole que se saque la polla para ella chuparsela. El profesor que lleva meses sin catar un buen coño no se resiste a la tentación de joderse a su alumna aunque para que la jovencita aprenda la lección además de hacer que le chupe el rabo y de probar que rico tiene el coño se la folla por el culo y la chica que nunca la habían fornicado por atrás se vuelve loca de placer y se mete los dedos en el conejo para acompañar las embestidas.