Pillados follando en la oficina

El jefe se extrañaba de que ambos siempre no pusieran pegas para meter horas extra a diferencia del resto de trabajadores así que colocó una cámara escondida y se llevó una sorpresa al ver que la parejita cuando creía que nadie les veía se ponían a follar en la oficina en vez de trabajar.