Mi vecina me come la polla en el portal

Sabía que mi vecina era un poco golfa y que le daba morbo que yo fuera negro, lo que no me esperaba era que me la encontrara en el portal y me empezara a provocar hasta hacerme una mamada allí mismo en las escaleras a la vista de cualquier vecino que saliese en ese momento.