Jovencita gritando de placer

Mi prima se ha puesto muy buena la muchacha así que en cuanto nos hemos quedado a solas en casa la he provocado para que me dejara meterle el rabo. Primero le he enseñado a chuparme la polla y ha sido maravilloso tener su boquita dulce comiendome la polla para luego follármela por su estrechito coño juvenil haciendo que grite como una loca de placer.