Caliente hijastra

Después de una ducha veo que mi hijastra me estaba observando y que seguro siente curiosidad por como de grande es mi polla y como buen padrastro que soy me gusta satisfacer todas sus inquietudes así que se la enseño y hago que me la chupe. Me come el rabo tan bien que las desnudo y decido darle una clase práctica de sexo follándome a mi hijita adoptiva hasta eyacular como nunca.